Señales de autismo en los primeros años de vida

Los primeros años del niño suelen ser los más alegres; incluso esta alegría se extiende a los padres ya que junto a sus hijos viven momentos de felicidad, de primeras palabras y demás experiencias.

Aunque no todos los niños atraviesan por las mismas vivencias que otros, ciertamente suele producirse cierta alarma en los padres cuando sus niños no responden a ciertos estímulos o no están todo el tiempo felices, entonces es tiempo de hacer algo.

Tu bebé puede estar libre de malestares fisiológicos a simple vista, pero es tu deber como padre examinar si tu hijo manifiesta conductas típicas del autismo, que si bien no es una enfermedad, es una condición que deben aprender a manejar de la mejor manera padres e hijos.

Esta demás decir que debes llevar a tu hijo al médico, pero no debes esperar que pasen periodos superiores al año, ya que la intervención temprana contribuye a combatir las frustraciones derivadas de los problemas de comunicación.

El momento indicado para detectar el autismo

Debes tener presente que el autismo se evidencia entre los 6 meses y el año de edad, pues detectar antes el autismo suele ser inútil debido a que muchas de las facultades del niño aún no se encuentran del todo desarrolladas.

Observar detenidamente las señales del autismo no representa un diagnóstico, sin embargo la información recabada puede ayudar a la hora de consultar a un médico especialista, siempre y cuando el niño se encuentre viviendo el periodo evaluativo correspondiente.

Hacemos hincapié en esto pues el diagnóstico y tratamiento iniciados de forma temprana son preponderantes para que el niño pueda construir habilidades en los años posteriores.

Esta lista de señales puede servirte de guía para conversar eficientemente con el médico y luego éste tome las acciones pertinentes, así como una evaluación más profunda y especializada en favor de la salud y seguridad del niño.

Posibles señales de autismo

  1. No hay contacto visual. Los bebés generalmente nacen con interés en el rostro humano de sus padres y demás familiares.

  2. Falta de seguimiento visual. Los bebés son curiosos por naturaleza, por lo que los objetos coloridos siempre llamarán su atención. Toma un juguete y pásalo por delante de su campo visual; si tu bebé desconecta, esto no es una señal normal.

  3. Dejar de responder al nombre. Una vez que llegan los 9 meses en el bebé, éstos ya deberían responder por su nombre.

  4. Respuesta social nula. Un bebé neurológicamente típico comenzará a levantar los brazos para que los carguen o antes de iniciar juegos. Pero si esta conducta no retoma estos juegos, es momento de investigarlo.

  5. Cuando el bebé no balbucea. Los bebés adoran balbucear, ya que se trata de los inicios de sus primeras palabras. Los bebes con autismos son lentos en verbalizar, e incluso pueda que no verbalicen o dejen de hacerlo llegado a un punto.

  6. Ausencia de sonrisa. No obstante, considerando que el bebé se encuentre en el periodo reglamentario de los 6 meses o el año, tú como padre intenta poner una cara neutra a tu bebé, y luego mostrar de golpe una cara sonriente por unos segundos.

Repite este paso unas tres veces, y si tu bebé es normal, te devolverá la sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *