¿Qué debo hacer si creo que mi hijo es autista?

Descubrir que se tiene un hijo autista no es tarea fácil, porque hay síntomas que pueden ser muy leves y hay conductas que suelen confundirse, pero es responsabilidad de los padres estar atentos ante cualquier conducta que se crea inadecuada.

Hay padres que se ponen en modo negación, y aunque hay algunos conocidos que les dicen que algo raro pasa con sus hijos, se niegan a asistir a una consulta médica porque tienen miedo del diagnóstico, pero la realidad es que debes estar pendiente ante cualquier síntoma y consultarlo con tu doctor para tener un diagnostico preciso.

Lo mejor es consultar con los especialistas

Antes de suponer cualquier cosa, el niño debe ser tratado por un especialista, quizás primero lo lleves, como es lo más indicado, con su pediatra de siempre y luego si este lo considera, entonces ir a un especialista en autismo que pueda decir si en realidad tu hijo padece de algún trastorno en su conducta o no.

No hay que alarmarse, el hecho de que te hayan recomendado con un especialista no es del todo malo, hay que agradecer el poder hacerlo, es lo que pasa cuando tenemos un problema puntual, por ejemplo, si se trata de seguridad de nuestros bienes, llamamos a los cerrajeros profesionales.

En la actualidad es muy importante poder tomar en cuenta el hecho de que la seguridad de los bienes sea algo esencial, quizás no como la salud de tu hijo, pero si algo que puede salvar su vida, porque se trata de su seguridad, por ello para esto también hay que confiar en auténticos profesionales, se trata de los cerrajeros y no de cualquier persona sin conocimientos.

Algunas señales que te pudieran ayudar

Si piensas que tu hijo puede ser autista, entonces debería tener alguna de estas conductas, pero debes saber que esto no se diagnostica así tan simple, debe ser un profesional, quien haga este diagnostico, pero esto puede servir de alarma.

Por ejemplo, si tu hijo no tiene un contacto visual o lo hace muy poco cuando con otras personas y tampoco contigo, cuando el niño no mantiene o inicia una conversación con otra persona, cuando el niño no responde a situaciones en donde le señalan personas o cosas.

También puede ser un síntoma muy evidente el hecho de que toda la atención del niño sea en el juego, al punto que pareciera que juega en ese mundo y que lo que sucede a su alrededor no existe para él.

Hay que estar pendientes de cualquier cambio

Hay niños que siempre han mantenido una conducta desde su nacimiento, y otros que de repente la han adquirido, eso es muy importante poder observar, porque puede ser que un niño sin autismo este copiando la conducta de un niño que si lo presenta, como es el caso de un hermano, primo o un amigo con el que convive muy seguido, a esto se le llama conducta adquirida.