5 Tips para hacer más sencilla la vida de un niño autista

A nivel mundial 1 de cada 68 niños nacen con esta discapacidad compleja del desarrollo conocida como trastorno del espectro autista (TEA) o síndrome que afecta las comunicaciones y las relaciones sociales y afectivas del individuo.

La sensibilidad con relación a cambios inesperados son los que provocan las dificultades en el comportamiento esto debido a cambios inesperados que le pueden causar tensión y agobiado o desarrollar comportamientos impulsivos de manera irresistible que lo repite a diario.

Es como el trabajo de un cerrajero encontrar la combinación de esa caja fuerte que es su mente para tratar de entender el mundo de la manera que ellos lo ven e irlos conectando al nuestro. Por eso es importante seguir algunos aportes para tener una mejor calidad de vida.

Diagnóstico temprano

Cada individuo es único y diferente, pero es importante tener presente que hay patrones de desarrollo infantil que van dirigidos a detectar el TEA de una manera temprana. Se refiere a las habilidades que se espera sean adquiridas alrededor de los 12, 18 y 24 meses.

El diagnosticar de manera precoz el TEA da la posibilidad de poder atender de manera especializada y específica todo lo relacionado con la calidad de vida del niño y su desarrollo, así como beneficiar el bienestar emocional de la familia.

Como tratar el autismo en el aula

En el momento que el educador observa síntomas o sospeche del TEA debe hacerlo saber al resto de educadores y a los padres de modo que puedan determinar las necesidades específicas del niño.

Debe tomar en cuenta que cada niño autista es único y debe dedicar tiempo en conocerle bien y saber cuáles son las actividades que más le gustan, las que menos le gustan, identificar los momentos o situaciones que le son especialmente molesta.

Pictograma de comunicación

El uso de un sistema de comunicación de figuras o símbolos donde expresen necesidades y acciones básicas, estados anímicos. Los niños con problemas severos de comunicación tendrán una opción alterna de expresarse.

No gritar a los niños es algo que debe tener en cuenta con cualquier niño, pero en el caso de los niños con TEA debe haber un mayor cuidado. Las instrucciones que se les dan deben ser de una manera precisa y con suficiente claridad.

Ampliar progresivamente el espacio donde se sienta cómodo

Regularmente los niños autistas prefieren mantenerse en espacios limitados ya conocidos en donde se sienten seguros, es necesario ampliar esa zona para evitar que el niño se aísle.

Debe tener presente que los cambios deben ser de manera progresiva a fin de evitar temor o pánico. Estas variaciones deben ser de manera lenta a fin de que el niño pueda ir asimilando los cambios, también debe estar atento a las reacciones del niño.

Los niños con TEA necesitan rutinas que conozcan perfectamente, impulsar un cambio en su rutina puede representar un desafío, es recomendable incentivar a que experimenten nuevas habilidades.

Socializar con otros niños

En la medida que vaya creciendo su hijo se hace necesario ampliar las oportunidades en las que pueda interactuar con otros niños, esto les da la oportunidad de poner en práctica el aprendizaje adquirido en terapia, considere organizar o asistir a reuniones con niños que tengan edad parecida en donde el niño pueda observar el comportamiento social.

Conocer grupos de apoyo es una gran oportunidad para desarrollar el comportamiento social en un ambiente apropiado.