¿Cómo es vivir con un niño con autismo?

El autismo es una condición que muchos niños padecen, y cuando esta es diagnosticada por un profesional, los padres deben conocer lo que deben esperar sobre el comportamiento de sus hijos, ya que se trata de una condición que sin lugar a dudas genera mucha incertidumbre.

Lo importante es amar a nuestros hijos, mas allá de la condición que puedan tener, saber que su comportamiento no se debe a un berrinche o a una mala enseñanza, se trata de un comportamiento propio de su condición y debemos estar conscientes de ello.

Una situación que puede ser llevadera

Ante el diagnóstico de autismo, es muy importante que los padres entiendan muy bien de que se trata la enfermedad, que primero san ellos los que consulten los profesionales y se preparen para atender a sus hijos como deben hacerlo de acuerdo a su condición y desde el amor que le tienen.

Es muy importante que siempre la atención que busquen para sus hijos con autismo sea profesional, nunca intentar métodos vistos en internet o que han funcionado con otros niños, porque la condición puede ser distinta, y es que para no cometer errores es mejor contar con los profesionales, como ocurre con la seguridad, hay que confiar en los cerrajeros profesionales.

Pero hay que tener en consideración que la idea de solventar las cosas de acuerdo a nuestro instinto de padres, de querer lo mejor para nuestros hijos no es quizás lo que mejor funciona en estos casos, cuando hay que guiarse solo por profesionales, porque en temas de salud, y también en seguridad, los profesionales son la mejor opción, como la de los cerrajeros expertos.

Se trata de un comportamiento impredecible

Es muy importante tener en cuenta que no es que un niño con autismo tenga un comportamiento esperado, sino que muchas veces sucede todo lo contrario, al principio hay que aprender a conocer el comportamiento del niño y saber que lo inesperado es precisamente lo normal.

También hay que saber que no todo será mágico, ya que hay niños con autismo que pueden desarrollar ciertas actitudes que pueden servir de mucho para los padres, porque esto puede sr una forma de los padres para con sus hijos.

Es muy importante considerar que hay que esperar cualquier cosa, no desesperarse y tampoco tratar de controlar al niño cuando se está en público, ya que esto puede que empeore la situación y hay personas que no comprenderán lo que sucede.

Es difícil lidiar con otros padres

Lo más difícil para los padres con niños con autismo es experimentar malos comentarios de parte de otros padres, ya que cuando los demás no conocen de la condición del niño, es difícil entender lo que sucede, de manera que puede ser algo realmente difícil.

Lo mejor es no desesperarse y no entrar en discusión con otros padres, porque en ese momento de crisis, puede ser que ocurra un grave malestar de tu parte, lo cual pueda llevarte a gritos y ofensas que puedan crear fricciones entre los adultos.

¿Qué debo hacer si creo que mi hijo es autista?

Descubrir que se tiene un hijo autista no es tarea fácil, porque hay síntomas que pueden ser muy leves y hay conductas que suelen confundirse, pero es responsabilidad de los padres estar atentos ante cualquier conducta que se crea inadecuada.

Hay padres que se ponen en modo negación, y aunque hay algunos conocidos que les dicen que algo raro pasa con sus hijos, se niegan a asistir a una consulta médica porque tienen miedo del diagnóstico, pero la realidad es que debes estar pendiente ante cualquier síntoma y consultarlo con tu doctor para tener un diagnostico preciso.

Lo mejor es consultar con los especialistas

Antes de suponer cualquier cosa, el niño debe ser tratado por un especialista, quizás primero lo lleves, como es lo más indicado, con su pediatra de siempre y luego si este lo considera, entonces ir a un especialista en autismo que pueda decir si en realidad tu hijo padece de algún trastorno en su conducta o no.

No hay que alarmarse, el hecho de que te hayan recomendado con un especialista no es del todo malo, hay que agradecer el poder hacerlo, es lo que pasa cuando tenemos un problema puntual, por ejemplo, si se trata de seguridad de nuestros bienes, llamamos a los cerrajeros profesionales.

En la actualidad es muy importante poder tomar en cuenta el hecho de que la seguridad de los bienes sea algo esencial, quizás no como la salud de tu hijo, pero si algo que puede salvar su vida, porque se trata de su seguridad, por ello para esto también hay que confiar en auténticos profesionales, se trata de los cerrajeros y no de cualquier persona sin conocimientos.

Algunas señales que te pudieran ayudar

Si piensas que tu hijo puede ser autista, entonces debería tener alguna de estas conductas, pero debes saber que esto no se diagnostica así tan simple, debe ser un profesional, quien haga este diagnostico, pero esto puede servir de alarma.

Por ejemplo, si tu hijo no tiene un contacto visual o lo hace muy poco cuando con otras personas y tampoco contigo, cuando el niño no mantiene o inicia una conversación con otra persona, cuando el niño no responde a situaciones en donde le señalan personas o cosas.

También puede ser un síntoma muy evidente el hecho de que toda la atención del niño sea en el juego, al punto que pareciera que juega en ese mundo y que lo que sucede a su alrededor no existe para él.

Hay que estar pendientes de cualquier cambio

Hay niños que siempre han mantenido una conducta desde su nacimiento, y otros que de repente la han adquirido, eso es muy importante poder observar, porque puede ser que un niño sin autismo este copiando la conducta de un niño que si lo presenta, como es el caso de un hermano, primo o un amigo con el que convive muy seguido, a esto se le llama conducta adquirida.

Conoce los tipos de autismo que existen

El autismo no consiste en un diagnostico único, por el contrario, corresponde a un conjunto de trastornos que presentan un cierto grado de alteración en 3 áreas muy específicas, que son déficit de interacción social, problemas de comunicación y un repertorio anormalmente restringido de comportamientos e intereses.

Por lo general este tipo de trastorno neurológico dura toda la vida, existen varios tipos o grados de autismo, clasificándose en un espectro.

Habitualmente son los padres quienes comienzan a identificar en su hijo aquellos comportamientos que los diferencias de los demás niños de su edad, como escasa o ninguna comunicación verbal, solitario, sin interés en identificar objetos o llamar la atención de los padres, entre otros.

Después es que se dirigen al especialista, para verificar el buen desarrollo de su hijo, o si presenta alguna alteración relacionados a algunos de estos tipos de autismo.

El Síndrome de Rett

La característica más destacada de éste síndrome, respecto a otros, es que se presenta casi con exclusividad en niñas y tiene carácter regresivo.

Las personas afectadas empiezan padecer un proceso degenerativo y progresivo del sistema nervioso, que se manifiesta en forma de alteraciones en la comunicación, la cognición y la motricidad en torno a los 2 años.

Las menores tienen un desarrollo psicomotor normal, al menos en apariencia, porque diferentes estudios certifican que, incluso en el periodo asintomático, se origina una reducción del tono muscular, hipotonía.

El Síndrome de Asperger

Es el trastorno que es más difícil de detectar, porque quien lo padece no presentan discapacidad intelectual, a algún rasgo físico que lo identifique, razón por la que pasa desapercibido, como la cerradura invisible que instala el cerrajero.

Es por eso que el déficit se encuentra en el campo de las habilidades sociales y comportamiento, siendo suficientemente importante como para comprometer seriamente su desarrollo e integración social y laboral.

Algunas de las características más habituales en el Síndrome de Asperger, están relacionados a problemas de interacción social, también la falta de empatía, y problemas con la coordinación psicomotriz.

También les resulta difícil comprender ironías, o el doble sentido del lenguaje, aparte de presentar obsesión con ciertos temas.

El Síndrome de Heller

En algunos casos suele aparecer sobre los 2 años, pero en otras no se hace evidente hasta después de los 10 años, tiene similitud con otros tipos de autismo en afectar a las mismas áreas, como lenguaje, función social entre otros nombrados anteriormente.

Pero se distingue en su carácter regresivo y repentino, que en ocasiones el mismo infante se da cuenta del problema, informando a sus padres de su preocupación.

Trastorno generalizado del desarrollo no especifico

En los casos en que los síntomas clínicos son demasiado heterogéneos como para ser incluidos en alguno de los otros tipos, el diagnostico que se emplea es, trastornos generalizados del desarrollo no especifico.

También se presentan algunos trastornos de reciprocidad social, así como dificultades de elevado nivel en comunicación y la existencia de intereses, también presenta actividades peculiares.

Los especialistas recomiendan buscar información de las actividades o cambios en el desarrollo y crecimiento en los primeros años de vida de nuestros hijos, para poder ofrecer cualquier ayuda que necesiten para consolidar su aprendizaje.

Cómo manejar el autismo en el hogar

Es cierto que vivir con un niño autista implica lo difícil que es manejar la inestabilidad de sus reacciones ante ciertos estímulos, sin embargo, quizás es peor tener que vivir en un mundo que desconoce este tipo de trastornos.

Los niños autistas tienen necesidades especiales, pero aparte de esto, la falta de comprensión de otras personas, también pueden hacer más difícil la experiencia, sin embargo, esto no significa que experimentarán momentos únicos y muy gratificantes.

Sólo debes aprender un poco cómo manejar la situación en tu hogar, a final de cuentas, tu hijo casi siempre estará cerca de su familia, y cuando no es así, estará rodeado de personas profesionales en el área.

La comunicación es la clave

Es quizás un poco difícil de detectar, sin embargo debes hacer un gran esfuerzo por descubrir cómo lograr una comunicación efectiva éntrelos dos, o por lo menos que logres entender lo que tu hijo quiere decir.

Evita sentirte mal si tardas un poco en comprender sus acciones, pero una vez que lo comprendes, todo será mucho más fácil, menos frustrante para ti y para el pequeño. De la misma manera como te sientes cuando comprendes las sugerencias del cerrajero.

Y por tu parte, intenta comunicarte de manera clara, su razonamiento es diferente al de otros niños, ellos no entienden sarcasmos, tampoco ideas escondidas entre líneas, por esto se le hace tan difícil la vida social.

Quiero aclarar que tu hijo no tiene limitaciones conceptuales, sólo que entiende el mundo diferente, así que si quieres que haga algo, debes decirlo de manera directa.

Un ejemplo de esto es pedirle que recoja sus juguetes luego de jugar, si le dices algo como todo el tiempo dejas tus juguetes tirados, no va a comprender lo que quieres decirle, intenta órdenes directas, por favor recoge tus juguetes.

Evita que se aísle

Es cierto que muchas conductas del niño autista pueden darte la impresión de que desea estar sólo, pero la verdad es que tu hijo, al igual que cualquier otro niño, desea y necesita estar en espacios como la escuela, dar un paseo en el parque, compartir con la familia.

El autismo se caracteriza porque el pequeño demuestra rechazo a los afectos físicos, como cosquillas, abrazos, besos, aprender a mantener las miradas, y muchos otros medios de contacto.

Es importante que como padre o madre aceptes que tu hijo necesita sentir esas expresiones de afecto, pero no de manera violenta, debes ir superando esa barrera con algunas herramientas, como pasar mantas o pelotas por su cuerpo, proporcionando cierta presión.

La presión va a permitir que el sistema nervioso parasimpático se active, y va a aprender a reconocer que estas muestras de afecto sirven para centrarlo y calmarlo.

No lo limites, puede hacer mucho más de lo que crees

Uno de los clásicos errores es pensar que al ser un poco difícil que el niño se comunique de manera clara, entonces debes considerar que debe quedarse en su zona de confort… que en realidad es la tuya, porque quieres evitar estímulos nuevos por temor a su reacción.

Debes dejar el miedo, y permitir que tu hijo desarrolle su potencial. Por supuesto cada cambio debe ser hecho sin forzarlo, pero debes sacarlo de su rutina, porque si no, va a quedar atrapado en ella por siempre, y es algo que no lo merece ninguno de los involucrados.

Si tienes dudas, consulta al terapeuta para qué te brinde las orientaciones necesarias para que puedas guiar a tu hijo a los nuevos caminos que podrá emprender.

5 Tips para hacer más sencilla la vida de un niño autista

A nivel mundial 1 de cada 68 niños nacen con esta discapacidad compleja del desarrollo conocida como trastorno del espectro autista (TEA) o síndrome que afecta las comunicaciones y las relaciones sociales y afectivas del individuo.

La sensibilidad con relación a cambios inesperados son los que provocan las dificultades en el comportamiento esto debido a cambios inesperados que le pueden causar tensión y agobiado o desarrollar comportamientos impulsivos de manera irresistible que lo repite a diario.

Es como el trabajo de un cerrajero encontrar la combinación de esa caja fuerte que es su mente para tratar de entender el mundo de la manera que ellos lo ven e irlos conectando al nuestro. Por eso es importante seguir algunos aportes para tener una mejor calidad de vida.

Diagnóstico temprano

Cada individuo es único y diferente, pero es importante tener presente que hay patrones de desarrollo infantil que van dirigidos a detectar el TEA de una manera temprana. Se refiere a las habilidades que se espera sean adquiridas alrededor de los 12, 18 y 24 meses.

El diagnosticar de manera precoz el TEA da la posibilidad de poder atender de manera especializada y específica todo lo relacionado con la calidad de vida del niño y su desarrollo, así como beneficiar el bienestar emocional de la familia.

Como tratar el autismo en el aula

En el momento que el educador observa síntomas o sospeche del TEA debe hacerlo saber al resto de educadores y a los padres de modo que puedan determinar las necesidades específicas del niño.

Debe tomar en cuenta que cada niño autista es único y debe dedicar tiempo en conocerle bien y saber cuáles son las actividades que más le gustan, las que menos le gustan, identificar los momentos o situaciones que le son especialmente molesta.

Pictograma de comunicación

El uso de un sistema de comunicación de figuras o símbolos donde expresen necesidades y acciones básicas, estados anímicos. Los niños con problemas severos de comunicación tendrán una opción alterna de expresarse.

No gritar a los niños es algo que debe tener en cuenta con cualquier niño, pero en el caso de los niños con TEA debe haber un mayor cuidado. Las instrucciones que se les dan deben ser de una manera precisa y con suficiente claridad.

Ampliar progresivamente el espacio donde se sienta cómodo

Regularmente los niños autistas prefieren mantenerse en espacios limitados ya conocidos en donde se sienten seguros, es necesario ampliar esa zona para evitar que el niño se aísle.

Debe tener presente que los cambios deben ser de manera progresiva a fin de evitar temor o pánico. Estas variaciones deben ser de manera lenta a fin de que el niño pueda ir asimilando los cambios, también debe estar atento a las reacciones del niño.

Los niños con TEA necesitan rutinas que conozcan perfectamente, impulsar un cambio en su rutina puede representar un desafío, es recomendable incentivar a que experimenten nuevas habilidades.

Socializar con otros niños

En la medida que vaya creciendo su hijo se hace necesario ampliar las oportunidades en las que pueda interactuar con otros niños, esto les da la oportunidad de poner en práctica el aprendizaje adquirido en terapia, considere organizar o asistir a reuniones con niños que tengan edad parecida en donde el niño pueda observar el comportamiento social.

Conocer grupos de apoyo es una gran oportunidad para desarrollar el comportamiento social en un ambiente apropiado.

Los progenitores son el mejor tratamiento para usar contra el autismo

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, 21 de cada 10.000 niños que nacen en el mundo lo hacen con trastorno del espectro autista. Y la cifra no deja de aumentar. Este trastorno neurológico se caracteriza por un déficit en la interacción social y en España afecta 1 de cada 100 nacimientos.

Por primera vez un tratamiento ha demostrado ser capaz de mejorar a largo plazo los síntomas y conducta de los niños afectados. En este nuevo tratamiento, es para formar a los padres para que pudieran mejorar las habilidades sociales de sus hijos por ellos mismos.

El protocolo constaba de seis fases

  • Primera fase: Los padres crearon espacios de atención compartida con el niño.
  • Segunda fase: Utilizaron respuestas centradas en el interés del pequeño y evitaron cualquier comentario en forma de demanda.
  • Tercera fase: Adaptaron su lenguaje a las competencias lingüísticas del niño para facilitar su comprensión.
  • Cuarta fase: Establecieron la inteligencia verbal del niño usando rimas repetitivas, frases frecuentes y juegos habituales.
  • Quinta fase: Emplearon pausas o cometieron errores intencionados en su lenguaje para que fuera el niño quien los corrigiera, potenciando así sus funciones comunicativas.
  • Sesta fase: De consolidación, trabajaron para expandir y enriquecer el vocabulario del niño.

Es el primer estudio de estas características que demuestra eficacia a largo plazo en la reducción de los síntomas asociados al autismo, para que puedan ser profesionales como por ejemplo un cerrajero.

Resultados muy prometedores a largo plazo

Durante los primeros doce meses, los investigadores ya detectaron mejoras, pero la verdadera sorpresa llegó en la visita de seguimiento al cabo de seis años, la proporción de niños con autismo en el grupo de familias que recibieron la formación el porcentaje se redujo del 55% al 46%.

Con amplio tiempo de contacto con sus padres, y con otros niños mejoró significativamente, así como la frecuencia e intensidad de sus conductas. Aun cuando no es un éxito definitivo de una cura, los resultados son extraordinariamente esperanzadores.

 Tecnología de Google para encontrar el origen del autismo

La desconfianza que brinda varios factores ambientales pueden afectar el desarrollo del feto, en la actualidad las principales vías de investigación se siguen centrando en las causas genéticas.

Un estudio realizado con la división de ciencias de la salud de Google, arrojó luz sobre la enorme complejidad del autismo e identificó hasta 18 nuevas variaciones genéticas vinculadas a un mayor riesgo. Google ha contribuido en la progresión y análisis para identificar los principales genes implicados en el autismo.

Nuevas terapias biológicas

Entre los más prometedores tratamientos que se está estudiando como apoyo a la terapia conductual de los padres, es el trasplante fecal, ya que las últimas evidencias científicas sugieren la existencia de una relación entre la flora intestinal y el autismo.

En un pequeño estudio se logró reducir en un 25 por ciento los síntomas sociales reemplazando las bacterias intestinales de niños con autismo por bacterias de personas sanas.

En la inmensa cantidad de investigaciones previas donde se descubrió esta teoría, se apoya que los niños con autismo tienen menor variedad microbiana en su sistema gastrointestinal, quizás provocada por el uso masivo de antibióticos durante sus primeros años de vida.

El Autismo una dimensión por entender

Los trastornos del espectro autista (TEA) se encuadran dentro de los trastornos del neurodesarrollo y se caracterizan por las alteraciones relacionadas con la comunicación y la interacción social, así como por presentar intereses fijos y conductas repetitivas. Es importante considerar el hecho de que el autismo no es una enfermedad, es una condición, y con ella se vive de por vida, por lo que el entorno de esa persona tiene que prepararse para la convivencia, así como las personas preparan sus casas para enfrentarse a riesgos, como los robos, y llaman a los cerrajeros profesionales, las personas autistas necesitan de la ayuda de profesionales para poder mejorar su condición.

Consideraciones actuales sobre el autismo

La tendencia actual en el diagnostico del autismo no es diferenciarlo en distintos tipos, sino  se tiende a considerarlos en su conjunto y distinguirlos en función de su gravedad y de las habilidades a las que afectan. Partiendo de esa base, tal y como explica José Ángel Alda, jefe de Sección de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Sant Joan de Déu, de Barcelona, lo que se valora es, sobre todo, si hay discapacidad intelectual porque muchas personas con TEA tienen problemas en esta área. También se evalúa si existen problemas del lenguaje y si hay una afección médica asociada.

Causas

Espectro del Autismo (TEA), pero sí la fuerte implicación genética en su origen, también se piensa que a la relevancia que puede tener la interacción entre los distintos genes y diferentes factores ambientales en el desarrollo del TEA, pero por el momento, estos elementos no se encuentran claramente identificados, y aún es necesaria mucha investigación al respecto Tampoco se sabe con certeza en qué medida ese origen genético es hereditario. En la actualidad no es posible determinar una causa única que explique la aparición del Trastorno del

Síntomas

Movimientos corporales estereotipados. Anomalías en la emisión, forma y contenido del lenguaje. Marcadas anomalías en la comunicación no verbal. Insistencia irracional en el seguimiento de rutinas. Intereses o actividades restringidos. Déficits en la reciprocidad social o emocional

Prevención

Debido al desconocimiento de las causas del autismo, en la actualidad es virtualmente imposible prevenir su aparición. No obstante, un diagnóstico precoz, tener conocimiento de la enfermedad y, sobre todo, un entorno familiar comprometido con el problema, contando con la ayuda de los profesionales adecuados, puede contribuir de forma muy significativa al bienestar de las personas con TEA.

Diagnóstico

Los TEA pueden ser difíciles de diagnosticar, porque no existen pruebas médicas, como los análisis de sangre, que ayuden a confirmar estos trastornos. Para hacer un diagnóstico, los profesionales evalúan aspectos como la conducta del niño y su desarrollo. A veces se pueden detectar a los 18 meses o antes. Hacia los dos años de edad, el diagnóstico que haga un especialista se puede considerar bastante fiable.

Tratamientos

El tratamiento precoz mejora significativamente los síntomas en muchos casos y es esencial para que los niños desarrollen habilidades sociales y adapten su comportamiento. Pero no existe cura.

El autismo en adultos

Seguramente has escuchado hablar muchas cosas sobre el autismo, y es que hoy en día este es un trastorno que padecen muchos niños, peor es mucho más raro escuchar que hay adultos con autismo, a menos que hayan sido personas cuyo diagnostico se haya dado de niños.

Pero es extremadamente difícil imaginar el hecho de una persona adulta, que en esta etapa de su vida sea diagnosticada como autista, pero la realidad es que esto esta sucediendo, ya que en el pasado el autismo no era una condición muy conocida, y muchos niños, que son ahora adultos, no recibieron un diagnóstico acertado a tiempo.

Esto explica muchos comportamientos

En los niños es posible aceptar algunas conductas que, típicamente no son normales en ellos, y por ello es más fácil aceptar el hecho de que son autistas, pero en los adultos esto es casi imposible de aceptar, pero para quienes conviven con esa persona y sufren las consecuencias de ciertos comportamientos, un diagnostico de autismo, tiene mucho sentido para ellos.

Es importante considerar el hecho de que el autismo n es una enfermedad, es una condición, y con ella se vive de por vida, por lo que el entorno de esa persona tienen que prepararse para la convivencia, así como las personas preparan sus casas para enfrentarse a ciertos riesgos, como los robos, y para ello llaman a los especialistas, a los cerrajeros tossa de mar profesionales.

Porque hay que saber que hay que dejarse guiar por profesionales para que de esta forma poder tener el comportamiento más adecuado con las personas autistas, y entender que son como son, precisamente porque tienen una condición, así mismo, buscamos cerrajeros cuando se trata de la seguridad de nuestra casa, porque sabemos que son cosas que no sabemos cómo manejar.

Es un trastorno difícil de diagnosticar

En los adultos es muy difícil diagnosticar el autismo, peor por lo general quienes son diagnosticado acuden a consulta médica porque puede que se confunda esta condición con algún trastorno mental, porque los adultos presentan características propias que son de esta enfermedad.

Por ejemplo un adulto al que se le dificulta estar en un trabajo o tener problemas con la universidad, se le remite al médico para que evalúe su condición, y en muchos casos este diagnostico es autismo, pero s algo que no se diagnostica fácilmente, ya que hay que evaluar muchas condiciones, porque en el adulto el autismo puede ser confundido con otro trastorno.

El entorno social ayudará mucho a discernir si se trata el autismo, y es que muchos familiares son los que acuden al médico en busca de una explicación sobre ciertos comportamientos que no son considerados normales, como falta de interés para relacionarse y total aislamiento.

La parte social es la más difícil de sobrellevar

Algunos adultos que son diagnosticados con autismo son asperger de alto rendimiento, personas con un coeficiente intelectual muy alto y que son considerados como genios, pero tienen muchos problemas para relacionarse con las otras personas y para la convivencia, ya que una personas con autismo no acepta los cambios, no acepta que le cambien su rutina, por ejemplo.

El Autismo

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), es un trastorno neuro-biológico que se manifiesta durante los primero años de vida (generalmente durante los tres primeros), que afecta la conducta, comunicación y la interacción social del individuo que lo posee.

El término TEA fue creado por Lorna Wing, una psiquiatra británica, que en consecuencia por tener un hijo autista, se dedicó a la investigación de este trastorno.

Se dice que existen distintos tipos de autismo, no obstante estos se pueden clasificar todos dentro de un conjunto, normalmente  se distinguen en función de la gravedad y de las capacidades que afecta el mismo.  El Síndrome de Asperger y el Trastorno Generalizado de Desarrollo, son alteraciones dentro del TEA.

La gravedad del autismo varía mucho, sin embargo en los casos más graves conocidos, se ve que el que lo padece tiene una perdida completa del habla de por vida, así como un comportamiento extremadamente repetitivo, extraño y agresivo.

Causas del Autismo

Hasta hora la ciencia no ha descubierto del todo la causa del autismo, sin embargo se dice que fuerte implicación genética en su origen; así como la influencia de la relación entre los  distintos genes. De igual forma no se sabe en qué medida este trastorno es hereditario o accidental (Trastorno cerebral).

Síntomas

En el autismo, se suelen manifestar diversos síntomas tales como:

  • Movimientos corporales estereotipados y repetitivos.
     
  • Anomalías en la forma y emisión del lenguaje.
     
  • Trastornos y anomalías en el lenguaje no verbal.
     
  • Insistencias irracionales y obligatorias en las rutinas.
     
  • Intereses o actividades limitados.
     
  • Déficits en la reciprocidad social y emocional.

Cómo saber si un niño tiene TEA

Cómo se había dicho, el autismo se presenta generalmente en los tres primeros años de vida, y en los niños existen indicativos de la existencia de esta anomalía cerebral en ellos, los indicativos suelen ser:

En la escuela no sociabilizan con los demás niños, no le gusta demostrar ni compartir sus gustos e intereses.

Algo que hay que resaltar, es que el niño que padece autismo evita el contacto visual con la persona que habla, normalmente mantienen la cara mirando al suelo.

Generalmente su lenguaje (Si existe) es literal y directo, ellos no suelen entender las bromas, el sarcasmo ni las indirectas; además evitan el contacto físico, frecuentemente tienen hipersensibilidad táctil, olfativa, visual, auditiva y gustativa.

Los intereses de un niño con TEA, suelen ser inusuales y extraños, así como su comportamiento, este puede ser extraño y repetitivo, suelen mover las manos de forma anormal

Habilidades especiales

Hay que destacar, que las personas que sufren de TEA, se le desarrollan habilidades especiales para  el cálculo, el dibujo, la música, el idioma o cualquier otra área en específico; por lo que pueden llegar a ser exitosos en uno de estos temas, si es estimulado correctamente desde su niñez.  Por lo tanto, si un niño que padece de TEA, le interesa las cerraduras, no hay que desanimarlo, tal vez llegue a ser un gran maestro cerrajero.

El autismo. Síntomas y tratamiento

El autismo se define como trastornos neurológicos del desarrollo, que pueden manifestarse en los primeros años de vida, a este conjunto de trastorno es conocido como espectro autista. Las personas que manifiestan estos trastornos se considera que tiene Trastornos del Espectro Autista ( TEA).

Causas del TEA

Las causas aun no se han determinado, pero se consideran que puede deberse a cierta carga genética, en estudios realizados en mellizo, se encontró que si uno presenta el TEA la probabilidad de que el otro hermano lo presente es de un 90%, también se cree que se puede producir por el abuso de drogas en especial la cocaína por parte de los padres, o por estar expuestos a pesticidas agrícolas, otra posible causa podría ser que la madre durante el embarazo halla presentado infecciones severas con Herpes vaginales.

Tipos de autismos:

Tipo 1: Severo es notorio y reconocido, Tipo 2, llamado también autismo regresivo,  tarda más en aparecer pero progresivamente el niño va perdiendo habilidades y por último el autismo de alto funcionamiento, es el mas leve, se integran a la vida escolar, tienen capacidad de aprender y de comunicación, desarrollan buena memoria pero tienen dificultades motoras y  tienen ideas obsesivas.

Señales o síntomas que indique el TEA

No es fácil detectar los síntomas, pero existen señales que pueden indicar que al esta ocurriendo y estas señales son:

Falta de interacción con las personas que los rodean, se puede manifestar aun de bebe y se observa porque concentran su atención a algún objeto fijamente y no advierten la presencia de las personas a su alrededor, evitan el contacto visual con las personas.

Se les dificulta mucho la comunicación verbal o gestual y los que hablan tienden a repetir sus frases ignorando a las demás personas.

Salir de su ambiente cotidiano les produce ansiedad, pueden llegar a lastimarse mordiéndose o golpeándose la cabeza. Suelen tener movimientos repetitivos como mecerse o dar vuelta, pueden tener crisis violentas, se denominan en tercera persona, no se integran a los juegos con los demás niños.

Tratamiento.

No existe tratamiento curativo para el autismo, lo que mas se aplica son las terapias como el Análisis del Comportamiento Aplicado llevadas a cabo por un psicólogo o terapista. Sistema de comunicación por dibujos para mejorar la comunicación. Terapia logo foniátrica, para ayudar al paciente a expresarse verbalmente mejor, terapia ocupacional para adaptarlo a la cotidianidad y existe un programa de duración de tres meses que le permite a los padres anticipar conductas no deseadas para poder controlarlo. Posiblemente en algún momento el medico podrá recetar medicamentos para controlar la agresividad, hiperactividad o el insomnio, pero no deben usarse permanentemente.

Reflexión:

Desde una perspectiva sencilla, el autismo es  como un encierro en si mismo, con cerrojos difíciles de abrir, donde los mejores cerrajero 24 horas de Mataró son los padres y la familia, de guardia las  24 horas, por que las puertas pueden medio abrirse y permitir ver una luz, o  cerrarse y hay que estar atentos en ambos casos.